Consejos para liderar el trabajo en equipo

Las habilidades de un buen líder se hacen necesarias en todo momento cuando hablamos de la dirección de equipos y personas. En este ámbito existen una serie de claves importantes para lograr buenos resultados, y que recopilamos en el siguiente artículo.

Mantener contacto directo con todos los colaboradores
El buen líder debe ser capaz de reconocer y empatizar con todos los que forman parte de su equipo, y en ello el contacto directo, la comunicación periódica y de forma individual, es muy necesaria. Esto no significa que tengan que almorzar juntos todos los días: lo que muchos líderes prefieren es hacer una reunión de estatus o pendientes una vez a la semana, de forma de conocer los avances y aportes de todos.

Saber reconocer el trabajo del resto del equipo
El ajetreo diario y la intensidad del ritmo laboral no deben hacernos olvidar que detrás de los números y los resultados existen personas, que todos los días ponen lo mejor de sí para sacar adelante el trabajo. Por eso el feedback positivo y concreto ayuda a que los empleados mejores su trabajo y se mantengan motivados.

Establecer metas y objetivos claros
Mantener un estándar de metas y objetivos periódicos permite mantener alerta a los colaboradores y que no caigan en la denominada “zona de confort” a nivel productivo.

Lograr una comunicación auténtica y genuina
¿Te has fijado que en muchos trabajos las personas se colocan una especie de máscara? Esto ocurre porque tratamos de proyectar una imagen pulcra, eficiente y que algunas veces no tiene mucho que ver con nuestra propia personalidad. Un buen líder de equipo debe tener la capacidad de derribar los tapujos y generar un ambiente de confianza, para que así la comunicación en el equipo fluya con más sinceridad, y lo más importante: de forma genuina.

Deja un comentario