Imprevistos financieros: Guía para emprendedores

Quien decide iniciar el desafío de emprender sabe que se enfrenta a un mar desconocido de dudas, cuestionamientos, inventiva y mucho esfuerzo por delante para crear un modelo de negocio que se proyecte en el tiempo. En ello, el financiamiento y el manejo de  gastos se vuelven indispensables para la buena salud de todo proyecto. ¿Pero qué ocurre cuando un temido imprevisto termina por coartar la capacidad para seguir adelante? En esta guía resumimos algunos puntos importantes que todo emprendedor debería tener presente.


Sé consciente con tu liquidez

El mal de todo negocio que empieza es no poder manejar un financiamiento que durante los primeros meses sí o sí se hará escaso. ¿Por qué? Suele suceder que la mayoría tiene grandes expectativas iniciales, lo que termina por hacer crecer presupuestos que no pueden pagarse: grandes sueldos, costosas oficinas, proveedores caros. ¿Solución? Aprender a manejar los costos fijos y crear un colchón financiero lo suficientemente grande para soportar varios meses de pérdidas.

Un plan de negocios deficiente

Un error que puede cometerse fácilmente es proyectar un plan sin tomar en cuenta las necesidades de mediano plazo. ¿Cómo nos puede afectar esto? En que posiblemente tengamos un primer semestre muy bueno, pero que esa ganancia se termine por perder ya que necesitaremos invertirlas, por ejemplo, en nuevos insumos o maquinarias.


Costos fijos

Algunos costos que decidiste asumir en un primer momento puede que se conviertan en una carga pesada a medida que pasa el tiempo. Un imprevisto también puede estar en que tu planilla de empleados haya crecido mucho más de lo que puedas soportar, por lo tanto una buena solución sería implementar la subcontratación o manejar una plantilla de profesionales freelance para tus requerimientos específicos.

Estos y otros tipos de imprevistos pueden aparecer en el camino, y una forma de minimizar el impacto está en la contratación de servicios de consultoría en gestión, como los que ofrece Manager, que pueden ayudarte a mantener una salud financiera más sólida.

Deja un comentario