Tipos de empresas que necesitan llevar su contabilidad en doble moneda

Para toda organización comercial, empresa dedicada a generar ganancias, es importante contar con un sistema de contabilidad eficiente que le permita tener control sobre cada uno de sus bienes, ingresos y gastos. Pero una de las consecuencias del crecimiento de las empresas es la necesidad de nuevos recursos asociados a la administración, como la contabilidad en doble moneda.

Las empresas, en Chile, han mostrado una constante tendencia al crecimiento, tanto en número como en utilidades. Esto se debe a que el mercado nacional es de los más atractivos para invertir en sudamérica gracias a la estabilidad económica que vive el país y, por qué no decirlo, a las malas prácticas en países vecinos que en su momento fueron líderes en el continente.

Y al ser un mercado atractivo para inversionistas extranjeros, la contabilidad en doble moneda se ha convertido en un elemento de primera necesidad para toda entidad que maneje relaciones comerciales con otros países.

En aspectos legales, debemos mencionar que la Ley N°20.263, del 2008, establece que los exportadores y contribuyentes que lo necesiten, sean autorizados a llevar su contabilidad en moneda extranjera considerando nuevas tendencias en la materia, especialmente las recogidas en normas internacionales de contabilidad. Para estos efectos, el Servicio de Impuestos Internos define casos específicos en los cuales se autoriza la contabilidad en doble moneda:

Primero. Cuando la naturaleza, volumen, habitualidad u otras características de sus operaciones de comercio exterior en moneda extranjera así lo amerite. Esto implica que las operaciones fuera del país deben formar parte del actuar frecuente de la empresa y ser parte significativa de su ejercicio.

Segundo. Cuando el capital se haya obtenido de inversionistas extranjeros o sus deudas se hayan adquirido en el exterior, en moneda extranjera.

Tercero. Cuando las variaciones de algún tipo de moneda extranjera influya de manera directa y fundamental en los precios de los bienes o servicios propios del giro de la empresa.

Cuarto. Cuando la empresa es filial de una organización, sociedad o empresa que determina sus resultados, para fines tributarios, en moneda extranjera. Esto aplica siempre que sus actividades no posean un cierto grado de autonomía, o como una extensión de las actividades de la matriz de la empresa.

En el primer punto se toca un eje muy importante que involucra la actividad de importación y exportación que han adquirido las empresas nacionales. Porque no sólo las grandes empresas buscan sus productos en el extranjero, o posicionan los propios, actualmente las pequeñas y medianas empresas tienen más facilidades para esto y por eso, llevar contabilidad en doble moneda también es una necesidad para ellas.

La solución que Manager ERP ofrece la administración de tu negocio incluye un módulo de Contabilidad en Doble Moneda, éste permite elaborar completos informes en moneda nacional y extranjera, con la misma certeza y claridad. Es una solución integral para llevar la contabilidad de tu negocio, con todo lo que necesitas en un mismo software.

Deja un comentario